viernes, 8 de enero de 2016

Lo leí en la prensa


Un equipo de ELMUNDO.es se ha desplazado con el Seprona y la Policía Autonómica de Galicia a diversos puntos donde se investigan incendios forestales para ver cuáles son los pasos a seguir en este tipo de delitos.Actualmente ambos cuerpos, junto con las B.I.I.F (Brigadas de Investigación de Incendios Forestales de la Xunta de Galicia) son que se encargan de indagar este tipo de delitos en Galicia durante todo el año. En verano se establece por parte de la Xunta es un plan específico para la investigación de incendios forestales, y durante ese período, para optimizar medios y recursos, se reparten y asignan las provincias por Ayuntamientos para cada cuerpo, aunque en invierno los incendios no desaparecen, como ha quedado claro este fin de semana, en el que más de cien fuegos han devastado la cornisa cantábrica."Los trabajos de prevención consisten en patrullar, identificar personas y dedicarse más a esas zonas y parroquias donde históricamente se han producido un mayor número de incendios. En definitiva, tratar de aumentar mucho la presencia policial en esas zonas para prevenir la posibilidad de que los pirómanos actúen", comenta Jose Luis de la Fuente, Sargento del Seprona."Desde el año 2006 se ha venido haciendo un trabajo de comunicación con el vecino del rural para decirle que estamos aquí investigando los incendios, concienciando a la gente de que no son ninguna tontería, y podemos decir que desde ese año han disminuido bastante el número de fuegos aunque a veces se convierte en un trabajo muy frustrante".Radiografía del incendioLuis Iglesias, subinspector de la Policía Autonómica de Vigo, nos relata su día a día: "En primer lugar contamos con una aplicación de la Xunta de Galicia que es la 'Red de Investigación de Incendios'.
 Se van grabando diariamente los fuegos que se van produciendo independientemente de su tamaño, se les asigna un código y se detallan datos como fecha de inicio y de extinción, medios que han participado, coordenadas de la zona, etcétera. Y dentro de cada uno de esos incendios el organismo que realiza la investigación va grabando todos los datos que va obteniendo, de modo que esta red es accesible tanto al Seprona como a nosotros, la Policía Autonómica, y las B.I.I.F. Posteriormente nos desplazamos a esa zona".Sobre el terreno los efectivos hablan con vecinos, posibles testigos, y los propios brigadistas y retenes de extinción. Las primeras personas que llegan al lugar del incendio son quienes pueden dar más pistas sobre lo ocurrido. A posteriori se habla ya con posibles vecinos y otra gente. Esto es un poco parecido al tema de los delitos económicos en los que tienes que seguir el trasto del dinero. Pues en estos casos hay que buscar a quién beneficia el incendio. Motivaciones hay muchas y muy variadas, tantas como pirómanos."En los incendios forestales se trata de investigar hasta que físicamente no puedas hacerlo más. A veces se han hecho investigaciones de incendios del verano avanzado ya el invierno. Pueden existir sospechas de que alguien está relacionado con el fuego, pero no tener pruebas para imputarlo.



Por eso se realizan seguimientos y se mantiene una actitud vigilante por si esa persona vuelve a aparecer en una zona incendiada. La mayoría de los incendios forestales en Galicia son provocados. Las motivaciones son variadas: desde una simple rencilla, acción de un pirómano con sus facultades disminuidas por consumo de alcohol, drogas, etcétera; o económicas como cambios de uso de una finca, por la caza, por ejemplo.Fuego a 'mecherazos'Jose Luis de la Fuente, Sargento del Seprona, subraya la importancia de recoger documentación previa con datos históricos, antecedentes de incendios en esa zona, condiciones climatológicas del momento; de obtener la prueba material -cómo se ha producido- y la personal -quién ha provocado el incendio- y por qué. En la mayoría de los incendios no se encuentra la prueba material porque la mayor parte son mecherazos, el autor prende y se va. El autor es descubierto habitualmente por los testimonios de los testigos que llegan en primer lugar para extinguir el incendio o de los vecinos. Y las declaraciones se han de recoger lo antes posible para que no se desvirtúen los hechos."En las oleadas de incendios hay una especie de incremento exponencial de una semana a otra. Es una especie de efecto contagio y ahí si es cuando notamos nosotros que se dispara el número de incendios incluso de noche, aprovechando esas condiciones meteorológicas con una motivación totalmente destructiva, porque los medios de extinción tienen una capacidad limitada y cuando se ven desbordados vemos que también los incendios alcanzan superficies muy amplias. Lo que hay que dejar claro es que los incendios son potencialmente delitos de riesgo, y si no llegan a más es por la rápida actuación de los medios de extinción."

2 comentarios:

  1. Gracias por compartir con nosotros
    lo bueno
    lo malo
    lo bello
    lo maravilloso que nos ofreces a diario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MuCha, por la visita y el comentario. Abrazos

      Eliminar